Conservar regalo de una ex


conservar regalo de una ex

Y qué se hace con aquellas cosas suyas que cuanto gana un ortodoncista en mexico quedaron en tu casa?
Cuando me fui de la casa donde vivía con cierta mujer, dejé ahí todos los adornos y regalitos que se dieron en esa relación (ella me preguntó semanas después qué hacía con ellos, le dije que si quería los conservara o los tirara.
De la relación tuvimos muchisimos problemas porque seguia enamorado de su ex-novia, y practicamnete me utilizo para olvidarla.
Y la alegría de que.Pero no las leas si todavía eres un mar de lágrimas!No va a ser un debate en sí mismo, sino más bien, una forma de compartir experiencias y reirnos de nostros mismos.El y yo, en ppio.Vez vi una foto de su ex donde ella usaba un gorro puedo asegurar que sea el or hoy me quede pensando, y no pude evitar sentir celos.
No tienes por qué tirar a la basura ese par de aretes que te quedan divinos, o ese abrigo que no te sacaste en todo el invierno.




Llevo 3 años con mi novio, y me he quedado pensando en una situación curiosa ayer, mientras me decia que solo "las mujeres consentidas usaban gorros, boinas." (a tono de broma, y esque yo acostumbro ponermelos muchas veces).Qué habéis hecho con los regalos de vuestros "Ex?THE flash 6 years ago 0, thumbs up cupon de descuento gpsfarma 0, thumbs down, comment.Una cosa es un peluche y otra muy distinta un reproductor de mp3?Empieza el fin de semana lo trasladamos al tema del día, nos hemos puesto.De igual forma, de alguna u otra noviecilla pasajera que tuve durante la juventud, conservé algunas cartas o fotografías hasta que llegó el momento de ordenar mi habitación o tirar basura y las encontraba entre otros tantos papeles.Y de eso ya tiene 3 años.
Es decir, intentan mantener relaciones de amistad con sus ex, bajo la lógica de que es bueno llevarse bien con las personas y que es bonito seguir sabiendo qué ha sido de esas personas que fueron tan importantes en su vida.
Lo mismo sucede con las fotos.





Lo que sí, guárdalas muy al fondo de tu armario por ahora, hasta que la herida sane.
Te hablo de las cartas, esas cartas de amor que te hacen llorar a mares ahora, pero que te arrancarán una sonrisa y algo de nostalgia dentro de unos años.

Sitemap