Empaquetadora de regalos


1.- Espere un momento en línea.
Hay trabajos que sólo hacen sentir miserables a quienes los realizan.
Pero si eres un cartel humano, te conviertes en un objeto.Este trabajo es cuático.Conste que los ejercí (casi) todos.3.- Tío, me llevai a caballito?Los call center son el flagelo de la década.
4.- Manejo plata que no es mía.




Porque si no les gusta algo te lo harán saber con una pataleta, un llanto de cien decibeles o de lleno agarrándote a palos.Estás todo el día al lado de una freidora que te deja todo impregnado a hamburguesa con papas fritas, descubres cómo se prepara realmente la comida chatarra (le hace honor a su nombre).Uno cree que hablar por teléfono es divertido, hasta que te pagan por eso.Momentos pencas: cuando hay una fila enorme de clientes que quieren que los atiendan altoque, llegan a la caja con cara de culo, quejándose de la espera y quieren una sonrisa de vuelta.Si sobra plata, si faltas un dia al trabajo cuanto te descuentan se la queda tu jefe.Entonces es parte de tu pega recuperarlos para que el mensaje llegue verdaderamente a sus destinatarios.Nadie tiene el instinto paternal o maternal tan desarrollado como para soportar pendejos ajenos.





Aquí, siete trabajos de mierda para que te sientas verdaderamente afortunado de poder dedicarte a otra cosa.
Hay pegas en las que te pagan por hablar con gente o por estar sentado frente a un PC (con posibilidades de sacar la vuelta).
También son odiables los pseudo amantes del planeta que llevan su propia bolsa biodegradable.

Sitemap