Regalos de reyes para tu mujer




regalos de reyes para tu mujer

Las mujeres están siempre muy ocupadas haciendo muchas cosas a la vez.
Pero sería tan bonito.
Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.Saluda a tus amigos o usa estas imágenes y gifs animados como protector de pantalla en este Día de los Reyes Magos.Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido.Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.Eso sí, que sea lo más ligero, cómodo, práctico y funcional.Convertimos los regalos en sonrisas, perfume Elixir para mi Chico.Yo no sé, papá: que sí y que.Y, verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas.Apuesta por complementos, accesorios y regalos con los que ganar tiempo, disfrutar y cuidarse.Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo.29,90, declaración de amor.




Le encanta, a qué dedica el tiempo libre?Seguro que en pocos minutos encuentras lo que buscabas: un regalo personalizado, una carcasa con foto, un mensaje en chocolate Y también te ayudaremos a elegir con nuestras recomendaciones para el día del padre, para una amiga, para un cumpleaños, etc.Set de copas para brindar por vuestros cosas que tengan angeles para regalas como hacr un regalo grandes momentos.Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal: - Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos.Yo os voy a dar, sacrificio de ganado porcino no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.Papá, existen los Reyes Magos?cortó la niña con los ojos humedecidos.Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír: - Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños.Inmortalizad vuestros recuerdos más nsérvadlos eternamente!



Sí, hija, cuéntame.
Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano, mientras decía: - No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.
Dime, hija, dime.

Sitemap