Te regalo un beso para que te despiertes emoi


Yo escogí el que venta de ganado en michoacan estaba a su derecha.
Suerte que me acompañó en su bien preparado 4x4, de xcaret plus descuentos lo contrario, no hubiese podido llegar.
Los amorosos buscan, los amorosos son los que abandonan, son los que cambian, los que olvidan.No es tu boca -tu boca que es igual que tu sexo-, ni la reunión exacta de tus pechos, ni tu espalda dulcísima y suave, ni tu ombligo en que bebo.Tras una larga enfermedad falleció en Ciudad de México en 1999.Entonces no entendí los motivos de su insistencia, aunque ahora los comparto plenamente.Me llenó la boca de leche bien caliente.
Ese mismo año el Gobierno del Estado de Tabasco le entregó.
No vuelvo a escribir más sobre este tema".




Luego, pasé a mayores y se la comí.En el trayecto tuvieron una aventura en la isla Martinica.Casida de la tentadora Todos te desean pero ninguno te ama.Claro, señora Paula.Nos tomamos unos deliciosos helados artesanales.Estás tan buena o más que mi hermana.Allí recibe al hombre.Otras veces, cogíamos el coche y buscábamos de nuevas.Mientras los niños crecen, tú, con todos los muertos, poco a poco te acabas.Le di un jabonoso masaje a su piel, empezando por la nuca y el escote.
Ya sabía que su cuerpo destilaba elegancia, tanto vestido con sencillez, como con los lujos propios de las grandes ocasiones.
Se trata de mi cuerpo al que bendigo, contra el que lucho, el que ha de darme todo en un silencio robusto y el que se muere y mata a menudo.





Los chicos iban con sus eternos bañadores surferos y unos calzoncillos de punto debajo.

Sitemap